UN POCO DE HISTORIA...

 

El 28 de Setiembre de 1978 la Universidad de Costa Rica estableció el Centro de Investigación en Ciencias del Mar y Limnología (CIMAR),  para desarrollar programas de investigación de carácter multidisciplinario, orientados a encontrar la base científica en que debe fundamentarse la ordenación de las aguas dulces y de las zonas costeras y oceánicas del país y el uso racional de de los recursos renovables y no renovables que en ellas se encuentren.

La fundación del CIMAR respondió a la toma de conciencia a fines de la década de 1970 de que Costa Rica es esencialmente un país marítimo, con un área bajo el agua diez veces superior al territorio sobre esta, así como poseedor de importantes, aunque pequeños en extensión, masas de aguas continentales clasificadas como lagos y lagunas, además de los ríos.

De la riqueza de ambientes costeros y dulceacuícolas del país se conocía muy poco, no solo de su biodiversidad, sino también de su dinámica estacional. El conocimiento de los ambientes acuáticos es fundamentalmente multidisciplinario, de ahí que desde el inicio de las investigaciones del Centro se enfatice la participación de especialistas en oceanografía biológica, química, física, geológica, y limnología para enfrentar la complejidad de esos sistemas.

El enfoque multidisciplinario de la investigación se fortaleció y se fortalece en la actualidad, a través de convenios de cooperación con instituciones internacionales. Parte de la labor realizada en el CIMAR en estas décadas es sintetizada en publicaciones, en revistas científicas (sin incluir tesis de grado y otras obras inéditas). Un vistazo a los trabajos de la Revista de Biología Tropical, permite evaluar la contribución aportada al conocimiento del Golfo de Nicoya, el principal estuario del país, así como del Golfo Dulce (la única fosa anóxica existente en el Pacífico del continente), como de los arrecifes del Parque Nacional Cahuita, o de los ambientes de la Isla del Coco y de la Isla del Caño, además de la descripción de muchos lagos y lagunas. Centenares de especies acuáticas (peces, crustáceos, moluscos, anélidos, sipunculidos, algas, entre otros) fueron recolectadas e identificadas por primera vez.

Decenas de especies nuevas para la ciencia han sido descritas como parte de este esfuerzo, siendo el pez Urotrygon cimar. Muchas de esas especies, y la dinámica de los sistemas se conocen gracias a las expediciones científicas más importantes organizadas por el CIMAR en el país a bordo de buques de investigación. La primera expedición fue realizada durante 1979-1981 a bordo del buque Skimmer de la Universidad de Delaware (EVA), y de cuya estadía bajo la administración del CIMAR se cuenta  publicaciones que describieron la distribución de la fauna, circulación de las aguas, distribución de nutrimentos y contaminación del Golfo de Nicoya.

El futuro de la investigación en ciencias acuáticas en Costa Rica da prioridad a temas como la biodiversidad, especialmente de grupos poco conocidos dentro de los cuales esta gran parte de la bota microscópica. Muchos de estas especies albergan productos naturales con potencial para el tratamiento de enfermedades como el cáncer. El futuro también requiere de datos actualizados sobre el estado de la contaminación (plaguicidas, metales, PCB, hidrocarburos) de estos sistemas, así como del desarrollo y perfeccionamiento de los modelos que describen el comportamiento de las principales variables bióticas y abióticas que hacen funcionar a estos sistemas. El futuro ve a Costa Rica como un país rodeado de agua de la cual dependerá gran parte de su subsistencia en el siglo XXI.

 

 

Dr. José A. Vargas

CIMAR, Universidad de Costa Rica.

Email: This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

 

 

Copyright © 2019 CIMAR. All Rights Reserved.
Joomla! is Free Software released under the GNU General Public License.